lunes, 27 de junio de 2011

El ángel de la guarda en la kabbalah

Cábala o Kabbalah,  deriva del hebreo Kabbel,  que significa: recibimiento, aceptación,  conjunto de normas y herencias religiosas,  espirituales y filosóficas y sociales recibidas por los iniciados.
Se trata de un tratado filosófico-religiosos hebreo, cuyo contenido busca descifrar un sentido secreto de la Biblia, a través de una teoría y un simbolismo de los números y letras.
La cábala es la ciencia del nombre de Dios, la tradición oculta o esotérica de los hebreos.  Existen dos tipos de cábala.  La teórica que estudia el misterio de la Divinidad, la creación espiritual y la práctica que estudia las “Clavículas de Salomón”,  el Tarot,  los Talismanes etc.
Para la cábala la letra es una potencia.  La agrupación de letras forma un nombre y da origen a un poderoso centro de energía.  Dios es representado por la letra YOD, décima del alfabeto hebreo.  Si juntamos al 10 las grandezas 15, 21 y 26 que son los valores de los grupos de letras de la palabra Jehová, tendremos como resultado 72: 10 15 21 26=72.
Como los judíos ortodoxos no pronuncian el nombre de Dios, los cabalísticos desdoblaron la palabra Jehová, a través de los tres.  Cada uno de ellos tiene influencia sobre 5 días del año, ya que cinco letras hebreas se juntaron a cada ángel 72X5=360.
O sea, que cada individuo tiene por día de nacimiento asignado un determinado ángel,  al cual denominamos “ángel de la Guarda”.
Solo los nacidos el: 5-01, 19-03, 31-05, 12-08, 24-10, no tienen un ángel específico y precisamente son aquellas personas las “elegidas para determinar con qué ángel se identifican más para tomarlo como ángel de la guarda; no significa que no lo tengan, simplemente se las considera: “personas especiales”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada